Archivo de la etiqueta: fósforo

Abono

Para que la planta pueda desarrollar su proceso vital, necesita tres elementos en mayor cantidad (macroelementos): nitrógeno, fósforo, potasio. Otros elementos que necesita en menor cantidad (elementos secundarios o microelementos) son: magnesio, azufre, calcio, hierro, cinc, cobre, boro, cloro y manganeso.

La tierra de bonsáis suele contener elementos secundarios en cantidad suficiente para que la planta no requiera una ayuda adicional de los mismos. Por el contrario, si necesita más nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K).

Cuando se fertiliza un bonsái, conviene conocer los efectos de estos tres macroelementos [N, P, K]:

  • Nitrógeno (N).- Produce un rápido crecimiento, un color verde intenso de las hojas y un aumento en la producción de semillas, frutos y sobre todo hojas.
  • Fósforo (P).- Estimula el desarrollo de las plantas jóvenes, acelera la floración y refuerza la resistencia de las plantas a las condiciones adversas.
  • Potasio (K).- Interviene en las transformaciones del nitrógeno dentro de la planta, en la respiración, y contribuye, junto con el fósforo, a la obtención de flores y frutos de mayor calidad. Aumenta la resistencia de las plantas frente a las enfermedades y condiciones desfavorables.

Deben utilizarse abonos complejos (líquidos o sólidos) que no sean muy ricos en nitrógeno para no acelerar demasiado el crecimiento. Suelen recomendarse los abonos complejos 5N-10P-10K o 2N-10P-10K. Para las plantas de flores y frutos se aumentará la relación de P y K. Conviene usar fórmulas comerciales que estén enriquecidas con microelementos.