Archivo de la etiqueta: defoliar

Defoliado

En los bonsáis olmo, arce, hiedra o zelkova cuando se les corta las hojas a principios de verano, se observa que aparece una nueva generación de hojas más pequeñas y, en consecuencia, más proporcionadas con el tamaño de la planta.

Defoliar es una técnica muy utilizada para mejorar la apariencia de la mayoría de los bonsáis de hoja caduca.

Con este procedimiento se trata de provocar un nuevo crecimiento y de reducir el tamaño de las hojas de la planta. Para ello, se cortan las hojas del árbol dejando sólo los pecíolos y una pequeña porción del limbo. De esta forma, las yemas auxiliares desarrollarán pronto nuevas hojas.

El defoliado es una operación drástica para una planta. Esta técnica no puede aplicarse a los árboles de hoja perenne y los débiles y enfermos.

Al defoliar en los árboles jóvenes se acelera el crecimiento, pero el tamaño de las hojas se reduce un poco, al contrario de lo que sucede en los árboles viejos en los que se reduce considerablemente la superficie del limbo foliar.

La época idónea para realizar el defoliado es principios o mediados de verano. Si se realiza el defoliado en primavera, ocurrirá que en este segundo crecimiento las hojas serán mayores que en el primero, no menores como se pretende. Cuando el defoliado se realiza tarde (a partir de mediados de agosto) puede suceder que la planta ya no reaccione y no vuelva a brotar o lo haga demasiado tarde.

Cuando se desee practicar el defoliado, conviene seguir las siguientes prácticas:

a. Un mes antes de practicar el defoliado debe suministrarse a la planta suficiente cantidad de abono, pero no debe fertilizarse inmediatamente antes ni después de recortarle las hojas.

b. Después de realizar el defoliado, mantendremos el bonsái en un lugar parcialmente sombreado. Por otra parte, hay que disminuir los riegos, la planta necesita menos cantidad de agua.

Las nuevas hojas aparecerán un mes después de haber cortado las nuevas.